A las armas...


LAS BUBBLECOINS DE ESTE MENSAJE HAN CADUCADO, ¡MAS SUERTE LA PROXIMA VEZ!. Más informacion sobre BubbleCoins.


03-08-2016  

Si no fuera porque supone un verdadero insulto, pero sobre todo porque hay gente que se puede ver especialmente sensibilizada e involucrada y entrar en unas peleas, que lleguen a generar enfrentamiento, aunque solo sean verbales resultaría un tema ya absolutamente aburrido y banal. Porque ya se han dado todo los argumentos habidos y por haber.

Pero el trasfondo es sumamente grave y procede hacer una resumida reflexión que desde luego tal vez no aporte nada nuevo, porque, insisto, ya está todo dicho. Pero solo sea por insistir en el resumen de las conclusiones finales, con la perspectiva que dan unos pocos día, no sea que acabemos descentrándonos.

Lo de los políticos de la cortes catalanas es de auténtica vergüenza. En resumen es que tienen  la desfachatez de decidir que se pasan la leyes, precisamente esas que son las que les permiten estar allí, por el forro que les conviene. Con actuaciones tan indignas (porque lo de ilegales es obvio) como tomar acciones en contra de la ley y más grave aún, reconocer que, en efecto, se van a pasar la leyes por el antedicho forro o el que proceda. Con argumentos tan banales como que sólo responden a ellos mismos (más o menos, aunque lo camuflen diciendo que a sus propia leyes). A ver si se enteran de qué es la soberanía popular.

El que no tiene límite no lo tiene. Cuando uno supera el colmo de la desfachatez resulta que sí que apela a la justicia a la que no respeta, para un asunto que en algún caso nos pilla bastante cercano, como es utilizarla para oponerse a le ejecución de las sentencias de la devolución de los bienes de Sijena. En resumen que, viven ajenos a la ley a la que solo respetan cuando les conviene. Y ese es el resumen. Que no se nos olvide.

Para cambiar algunas cosas en una sociedad, solo hay dos manera: la primera y la que debe ser, es trabajar dentro del marco legal para que con los instrumentos de que se dispone, se hagan esos cambios .Y resulta que en España se puede todo.

La otra solución es ir en contra del sistema, luchar contra él para cargárselo e imponer su propias reglas cuando se le destruya. Y eso se llama revolución (o secesión o algo así) y hay que levantarse en armas. Se puede ganar o perder la guerra. Repito: unos ganan y otros pierden. Y los que ganan hacen lo que quieren y los que pierden la pagan. Y que conste que, a veces las revoluciones no son malas, recordemos que la sociedad occidental prácticamente está cimentada en la revolución francesa.  

Claro que, también hay una diferencia. Independientemente de las revoluciones que pueden ser justas o injustas, y los sublevados tengan razón o no, estos suelen ser gente aguerrida y valiente, y dispuestos a darlo todo y asumir las consecuencias. Pero los protagonistas de este caso no son más que unos cobardes que no se atreven más que a sembrar cizaña y aprovecharse de sus sumisos seguidores, la mayor parte de los cuales son por auténtica ignorancia y serán los que paguen las consecuencias.

Por supuesto, esperamos que el Estado obre como corresponde y ejerza su autoridad con absoluto rigor y contundencia.

TOPIC: ACTUALIDAD

Burbuja creada por:


Agustín Medina





Contacto

Contacta con nosotros en:

info@bubblecolor.com

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar