BLUF. CRASH. BITCOINS


LAS BUBBLECOINS DE ESTE MENSAJE HAN CADUCADO, ¡MAS SUERTE LA PROXIMA VEZ!. Más informacion sobre BubbleCoins.


26-01-2018  

¿Qué si es una burbuja?

Pues no hay ninguna duda al respecto. Por la sencilla razón de que reúne todas las características de una de ellas.

Para empezar, que todo el mundo habla de bitcoins. Para seguir, que todos dicen que se están forrando con ellas y para terminar, porque todos los demás están a punto de entrar. Eso se complementa con el hecho de que prácticamente nadie tiene ni idea de lo que se está hablando.

Cuando hablamos de bitcoins naturalmente podemos extrapolar las conclusiones a cualquier otra moneda virtual de las infinitas que hay, aunque esta les gane en popularidad.

No vamos a entrar en la tecnología blockchain en que se basa y que solo sirve para dotarle de una aureola de seriedad e intentar justificar una realidad o existencia que en realidad no hay. Es decir, que apelar a ella no es más que una excusa para apropiarse de unos atributos irreales. Aparte de que una cosa es la tecnología y otra para lo que se usa; el blockchain sirve para muchas cosas y cuidado, porque por mucho que se hable de sus bondades tiene un enorme riesgo y nos va a dar más de algún disgusto. Pero eso es otra historia.

Volviendo al tema de si es una burbuja o no, resulta evidente que lo es a la vista de la simple gráfica de la evolución de su valor. Idéntica a la de cualquier burbuja.

No existe ninguna diferencia respecto a algunos de los casos más populares, donde simplemente se producían subidas de precio con la única expectativa de que alguien comprara más caro. ¿Comprar el que? ¿Bulbos de tulipán, que por supuesto nadie tenía la intención de sembrar?¿Sellos o derechos sobre sellos que no se iban a dedicar a contemplar diariamente para su deleite?¿Acciones de Terras o similares que nadie sabía a qué se dedicaba?

¡Si hasta la burbuja inmobiliaria estalló! y había al menos unos inmuebles detrás, o sea algo tangible.

Incluso el argumento o justificación de que se trata de una moneda o divisa es totalmente falaz. Claro que puede usarse como medio de pago, como cualquier tipo de cupones o vales que por supuesto acabarán controlados por el estado, con lo que perderá casi toda la aureola y glamour a que ahora se apela y cuya intervención puede ser uno de los detonantes del batacazo definitivo. Máxime cuando la segunda finalidad de las criptomonedas, después de la propia especulación, es la evasión fiscal (o comisión de delitos) mediante la ocultación de las transacciones. Una moneda o divisa en última instancia está respaldada por algo y su utilidad deriva de la confianza en ella. Para eso están los gobiernos o más bien estados (y descartamos la convertibilidad en cosas como el oro).

En este caso se da además una característica original: que no hay nada, absolutamente nada detrás. Aunque nos los tuviéramos que comer con patatas, podríamos haber tenido los bulbos, o los sellos, o las acciones o los pisos. Pero ahora no hay nada, absolutamente nada detrás, es más la prueba es que han desaparecido literalmente montonadas de bitcoins en varias ocasiones.

Por tanto, que quede claro: no es un activo y no estás comprando nada excepto la expectativa de que alguien te compre la nada a un precio más caro. Por mucho que se le considere como tal, contable y fiscalmente, simplemente porque algo hay que hacer de momento.

Conviene destacar para abundar más en la realidad del riesgo, que no es lo mismo que un crack bursátil porque debido a las recomposiciones de los índices, por mucho que se modifiquen, siempre están constituidos por (o más bien referidos) a activos reales (acciones de empresas), o uno inmobiliario que siempre deja algunos inmuebles detrás. En estos casos siempre queda algo, habrá alguna utilidad y por tanto un valor que tendrá un precio sujeto a su oferta y demanda. Pero en el caso de las criptomonedas NO OFICIALES, me atrevo a decir que simplemente desaparecerán y por tanto se perderá todo. Como los accionistas del Banco Popular, que era más impensable. Hago referencia expresa a lo de no oficiales, precisamente para insistir en que las criptomonedas actuales se tratan simplemente de una cosa ficticia e irreal emanada de un mero proceso especulativo, pero la denominación no lleva implícita esto. Pero esto también es otra historia.

En este momento la única incógnita es cuándo se va a producir el estallido definitivo. La razón o excusa por la que se produzca puede ser cualquiera y será sin avisar.   

Por cierto, a día de hoy, enhorabuena a los que compraron alrededor de los 20.000 €. Ya solo tiene que subir un 100% desde la cotización actual para que recuperen lo que hayan puesto. A partir de ahí, a forrarse. De momento sólo pierden la mitad.

TOPIC: ECONOMÍA

Burbuja creada por:


Antonio Miranda





Anónimo

Para que unos ganen otros tienen que perder como siempre

28-01-2018  



Contacto

Contacta con nosotros en:

info@bubblecolor.com

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar