Acuerdo andaluz


LAS BUBBLECOINS DE ESTE MENSAJE HAN CADUCADO, ¡MAS SUERTE LA PROXIMA VEZ!. Más informacion sobre BubbleCoins.


29-12-2018  

Bueno, pues parece ser que ya se ha cerrado el asunto de la composición de la mesa del parlamento andaluz.

El resultado parece bastante razonable, a falta de que probablemente lo más lógico y tal vez poco más equilibrado hubiera sido que Adelante Andalucía tuviera un hueco. Pero dado que en última instancia parece ser que ha sido por culpa suya, no tiene más trascendencia.

Lo que ya resulta sumamente molesta es la dinámica de venta hacia la galería de asuntos que al final al común de los mortales le importa un bledo. Todos  están inmersos en la carrera para intentar justificar sus decisiones apartándose de aquello que les parece que les perjudica. Unos porque creen que el acercamiento a VOX les retrata y otros porque una cosa o la contraria también. Resulta de una suma ingenuidad e infantilismo puesto que realmente a nadie le importa. La prueba de ello es que nunca atinan en la percepción que al final tienen los ciudadanos, como se demostró con su acierto con el inesperado triunfo de VOX.

Ese intento de aparentar y de justificarse a toda costa lamentablemente tiene su origen en gran parte en la inmadurez asociada a no reconocer que dentro de las reglas del juego democrático, toda negociación es legítima y por tanto no hay que avergonzarse de intentar hacer las cosas lo mejor posible.

En este entorno apelar a la ilegitimidad o ausencia de talante democrático del contrincante, cosa que se ha convertido en habitual, es una auténtica vergüenza. Las reglas del juego son las que son, el funcionamiento de nuestro sistema democrático está perfectamente claro y hay que respetarlo. En gran medida está basado en la negociación y con un amplio margen de maniobra y tiene la virtud de que es modificable precisamente por aquellos a los que muchas veces no les gusta porque no les beneficia.

Sería bueno que no se empeñaran en interpretar su funcionamiento o denostar sus resultados porque eso solo pone de manifiesto su falta de cultura democrática.

No son de recibo numerosos comentarios y declaraciones sobre la legitimidad de unos u otros para calificar o crucificar a los demás; o sobre lo que quieren los votantes o no; o sobre su voluntad, y ni mucho menos acusar de que aplicando las reglas se está tergiversando la esencia de la democracia, hurtando la voluntad popular. Peor aún, decir que se está mostrando una actitud antidemocrática. Son precisamente los que tienen la osadía de decir esto, los que demuestran que los que no son demócratas son ellos.

Lo que dicen las urnas, es decir los ciudadanos, no es no es quién debe gobernar con quién, ni lo que deben hacer, ni que estos no deben ir con los otros, ni que estos son malos, los otros peores o incluso algunos buenos. No dicen lo que les parece o les parecería bien (o mal). Lo que dicen las urnas y lo que es la expresión de la soberanía popular, es la cantidad de diputados que tiene cada uno. O sea los que queremos que nos representen. Y ahora que hagan su trabajo. ¡Y punto!

TOPIC: ACTUALIDAD

Burbuja creada por:


BUBBLEARTICULOS





Contacto

Contacta con nosotros en:

info@bubblecolor.com

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar