Subida inofensiva del SMI


LAS BUBBLECOINS DE ESTE MENSAJE HAN CADUCADO, ¡MAS SUERTE LA PROXIMA VEZ!. Más informacion sobre BubbleCoins.


14-06-2019  

Los hechos son tozudos aunque los intransigentes se empeñarán contra viento y marea en negar la evidencia. Cuando uno ha decidido de antemano una cosa, no vale argumento ni prueba en contra por muy contundente que sea.

Lo del Banco de España ya resulta enfermizo en cuanto a sus agoreros pronósticos respecto a los nefastos efectos de la subida del salario mínimo. Se lleva empeñando desde el primer momento en que iba a ser un auténtico desastre e iba a incrementar la tasa de paro.

Ya decíamos también desde entonces que no iba a ser así. Transcurridos casi seis meses, periodo más que suficiente para poder haber visto algún tipo de correlación, resulta que ésta no se ha producido. Ni siquiera hace falta buscar otros factores que introduzcan alguna distorsión y nos permitan justificar en este caso, el que no se haya podido verificar la supuesta relación causa efecto. La realidad es simple y llana: La subida del SMI no ha tenido ningún efecto en el paro y desde luego tampoco ha supuesto un incremento de los despidos.

Mientras, resulta lamentable la insistencia del Banco de España en que el efecto se va a producir. Es incomprensible que con el tiempo transcurrido y dados los supuestos efectos catastróficos, no se haya visto todavía ni el más leve asomo que avale dicha hipótesis. Claro que, con ese rigor, no se les caerán los anillos cuando en el próximo ciclo económico, que se va a producir porque la ley de los ciclos es inexorable, o simplemente el primer mes que se produzca un aumento del paro lo achaquemos a la subida de principios de año. ¿Qué más da que hayan pasado 6, 7 o 42 meses? Nos quedamos tan anchos. Si uno no es riguroso en la comparación de las series de datos, puede buscar aquellas que le interese para hallar relaciones y correlaciones a medida… Por muy peregrinas que sean.

Así que, en cuanto a lo que nos ocupa, tan solo se trata de ver cuándo las cosas se tuerzan, puesto que la causa ya la sabemos de antemano. Nos inventamos un factor de demora y tan contentos.  

Baste añadir que ni siquiera los que podrían estar más interesados en reconocerlo por ser los supuestos causantes de los despidos (o de la no contratación) lo han hecho. Los empresarios, principales perjudicadas iniciales no parece que se hayan visto muy afectados. O al menos no hacen de ello una de sus principales banderas mediáticas; será porque es irrelevante.

Al final lo único que cuenta son los costes salariales totales y la aplicación de la SMI no ha tenido ningún efeto relevante sobre ello.

TOPIC: ACTUALIDAD

Burbuja creada por:


Antonio Miranda





Contacto

Contacta con nosotros en:

info@bubblecolor.com

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar